29 de agosto de 2009

La Paz Sin Paz

Dejándose llevar por el nombre, uno cree que La Paz debería ser una ciudad tranquila, con poco transito, silenciosa, pacifica como su nombre lo indica. Y eso fue lo que creímos cuando llegamos a la capital boliviana. Casi no había gente por la calle, muy pocos autos, por ende pocos ruidos, todo demasiado tranquilo, pero hubo un dato que en ese momento no tuvimos en cuenta. Eran las 5.30 AM, la ciudad recién comenzaba a despabilarse. Bastó con que pasen algunas horas para que todo se vuelva un caos. Cientos de autos por calles empedradas muy angostas queriendo pasar hasta por las veredas si fuese necesario, amontonados en las esquinas como si fuesen los tres chiflados intentando pasar por la misma puerta a la vez. La gente que pasaba a nuestros lados casi a ritmo de maratón, mas teniendo en cuenta que debido a los 3650 m.s.n.m. que hay en La Paz nuestro andar era bastante lento. A este problema de la altura, sumémosle que la ciudad esta literalmente en un pozo y casi ninguna calle esta a nivel. Todas trepan por las laderas de los cerros con pendientes bastante pronunciadas lo que hace que caminar sea de a trancos de no mas de diez o doce pasos entre los cuales es imprescindible un descanso para buscar llenar los pulmones de oxigeno y retomar la marcha.PLAZA MURILLODe todos modos, el peor caos es vehicular. Además de ser muchos autos para pocas calles y muy angostas, utilizan la bocina indiscriminadamente para todo. No existe un solo minuto en el cual no se escuchen sonar al menos cuatro o cinco bocinasos. Otro tema los colectivos. Hay algunos muy antiguos y coloridos que los preservan a modo histórico, pero la mayoría son pequeños y con una sola puerta central sobre uno de sus lados. Tienen la particularidad de que casi ninguno tiene ni numero ni color que los identifique, todos son blancos y de marca japonesa, entonces: ¿cómo saber cual tomar? Muy fácil; el chofer solo se ocupa de manejar, lo que ya bastante complicado se le hace, y un ayudante a modo de guarda va colgado de la puerta gritando los nombres de las principales arterias que transita en su recorrido y los lugares mas importantes por los que pasa. Lo dice con una velocidad y una tonada que hasta prestando muchísima atención es muy difícil entender siquiera una palabra. Esta persona también se ocupa de vendernos el boleto y de marcarle las paradas al chofer.

Lo que si me sorprendió en buena forma fue la limpieza. Supuestamente estamos en el país más pobre y con menos desarrollo de Sudamérica, sin embargo es por lejos mas limpio que Buenos Aires. En las noches suele aparecer un poco de basura en las calles ya que los indigentes salen a revolver las bolsas que saca la gente en busca de comida, pero a la mañana siguiente todo desaparece. La limpieza es casi perfecta. Es lamentable por nosotros pero no solo somos irrespetuosos, soberbios y engreídos, sino que también somos sucios, aunque esto es consecuencia de la irrespetuosidad; total… el barrendero después barre, para algo le pagan…

Recorriendo un poco conocimos el Mercado de las Brujas, donde se vende todo tipo de tónicos y artículos para hechizos y brujerías. Suena un tanto loco, pero allí las mismas brujas son las que nos recomiendan tónicos del amor, otros para el trabajo, para ahuyentar malas ondas, y si de hechizos se trata los fósiles de llamas y fetos disecados están a la orden del día.MERCADO DE BRUJASAsí entre bocinazos, aglomeraciones y brujerías pasaron nuestros días en la capital boliviana. Una ciudad que muy a pesar de su caos da ganas de recorrerla y admirarla. Un lugar sin paz en la locura de su cotidianidad pero si en su cultura y costumbres. Eso es La Paz, mezcla rara de metrópolis actual con historia aborigen intacta. Con cholas por las calles interactuando con gente de traje en pleno negocio. Eso es La Paz, una ciudad sin paz…


23 de agosto de 2009

3 Dias De Aventura

Nuestra Toyota ya tenía todos sus ocupantes, aventureros con muchas ganas de vivir experiencias jamás imaginadas. Romina, Haydee, Guillermina, el Pelado, Pancho, Marcelo y yo éramos personas muy diferentes, pero en estos días compartiríamos el mismo objetivo; conocer el altiplano boliviano, su imponente salar y disfrutar de tres días inolvidables. Y sin dudas que lo fueron…4X4 EN EL DESIERTO

Luego de dejar el infinito manto blanco del salar más grande del mundo comenzamos nuestro viaje a través del sur de la provincia de Potosí. En un principio acompañados muy de cerca por la cordillera de los andes, con sus picos nevados, picos que fueron desapareciendo en el horizonte para volver a las grandes planicies desérticas. Arco iris circulares jamás vistos y caminos sin demarcar nos llevaron a Culpina K, un desolado pueblo donde pasaríamos nuestra primer noche de la expedición. En una pequeña habitación con paredes de adobe y colchones de paja, luego de varias charlas nos gano el sueño y nos dejamos llevar por el cansancio y el sonido del silencio, esperando ansiosos lo que teníamos por delante…

Nos despertó la sirena de la camioneta de Silvio, nuestro chofer. Así después de un desayuno y de acomodar nuestras cosas salimos en nuestro segundo día a internarnos aun más en la inmensidad del altiplano. Los paisajes eran increíbles. Desiertos, montañas y hasta una fuerte nevada en pleno verano hacen que las cosas no sean del todo lógicas. Por momentos el desierto es interminable, con montañas que apenas asoman sus siluetas a lo lejos, montañas que en cuestión de minutos están a nuestro lado. Algunas las rodeamos por sus lados, y otras las superamos por sobre sus laderas, pero lo mas increíble de esto, de estas interminables planicies desérticas, es que se encuentran a mas de 3800 m.s.n.m. donde uno piensa que nada puede ser tan plano y perfecto. Pero lo es.LAGUNA ALTIPLANICA

Los Geisers del Mañana con sus grandes nubes de vapor suspendida sobre el suelo y unos silbidos muy agudos nos marcaban el lugar donde el agua hervía con grandes burbujas dentro de cráteres en la tierra. Desde allí, y luego de unos baños termales donde el agua brotaba de entre la tierra y las piedras, atravesamos la laguna blanca para cerca de las 16:00 hs. llegar a “La Nada”.

Así decidimos bautizar a este pueblo del cual nadie supo decirnos su nombre. Apenas unas 10 casas y en su mayoría refugios para este tipo de aventuras, eran las únicas construcciones del lugar donde gozábamos solo de dos horas de electricidad, por lo que cenamos muy temprano y luego de una caminata nocturna un tanto tenebrosa donde solo la luna se veía reflejada sobre una laguna lejana custodiada por un gran volcán, pasamos nuestra segunda noche ya con alguna melancolía pensando que seria la ultima de esta gran experiencia.

El tercer día sin duda tenia varias cosas que lo hacían uno de los más interesantes. Pasamos por lugares increíbles, desiertos de arena gruesa que parecían interminables, donde en el medio una formación de piedra erosionada con forma de árbol (El Árbol de Piedra) yace casi inexplicablemente en forma vertical. Lagunas verdes y coloradas haciendo de espejo a los pies de volcanes formando imágenes propias de un cuadro surrealista de Dalí. Infinita cantidad de flamencos blancos y rosados sobre la laguna hedionda, sobrecargada de azufre y un valle de rocas donde se ven las mas variadas formas hicieron que las eternas horas sobre la 4x4 y los dolores en nuestras espaldas desaparezcan casi por completo.FLAMENCOS

Nos alcanzo la tarde y ya llegando a Uyuni Silvio nos ofreció ir al Cementerio de Trenes, invitación que obviamente aceptamos. En un desolado campo, maquinas y vagones oxidados son el retrato de la decadencia de una ciudad que supo ser centro ferroviario minero de America y que hoy vive plenamente del turismo de su Salar y su Altiplano… un lugar único en el mundo…


17 de agosto de 2009

En El Cielo...

Si hablamos de un desierto es casi imposible que no se nos venga a la mente el Sahara en Egipto, con sus pirámides, y hombres con túnicas y turbantes montando sobre camellos por sus infinitas dunas. Pero ¿que pasaría si esta arena caliente y amarillenta la cambiásemos por húmedas partículas de sal cristalina y achatásemos las dunas formando una planicie horizontal perfecta?

El resultado seria seguramente algo un tanto difícil de imaginar, algo completamente intrigante que llevaría a nuestra imaginación al total desconcierto. Pero sin dudas es mucho mayor la confusión al dejar de imaginar para estar concretamente parado en el medio del desierto de sal más grande del mundo.
EN EL CIELO
Con más de 12.000 km² y una llanura perfecta es imposible no sentirse disminuido ante semejante grandeza. La fina capa de agua depositada sobre la superficie en la temporada de lluvias forma un espejo natural que refleja el cielo de una manera exacta. Observas a tu alrededor y aun esforzando la vista se hace muy difícil encontrar el horizonte. Intentas con tu mirada abarcar todo, aunque todo es igual, todo es blanco, todo es cielo. De repente miras el suelo y te ves parado sobre una nube, la cual parece invitarte a caminar entre algodonosas formas. Los paisajes casi abstractos que se forman parecen ser pintados sobre una de sus partes, doblando el lienzo a la mitad para que se copie la otra en forma de espejo. Paisajes mudos y enceguecedores, infinito monologo de sal que impacta y confunde, que enamora y entristece, que tranquiliza y desespera.
El Salar de Uyuni es algo increíble; sin dudas lo mas increíble que vi en mi vida…

5 de agosto de 2009

Aprendiendo a Ser Mejor...

Sin dudas al completar una ficha de migraciones y entregar tu pasaporte en una oficina de aduanas para su sellado comienzas a sentirte un verdadero viajero. Dejar tu país, para entrar a una nueva cultura, nueva gente, nuevos dialectos...

Así fue que cruzamos el puente que separa La Quiaca de Villazón y nos internamos en Bolivia. Recorriendo su feria y gastando nuestros últimos Pesos Argentinos llegamos a la agencia de turismo “Imperio Inca” donde con una cuota de suerte de nuestro lado, sacamos la excursión al Salar de Uyuni y Lagunas de Colores (Los Lipéz). Solo quedaba lugar para dos personas: Marcelo y yo.

ARGENTINA - BOLIVIA

Freddy -el dueño de la agencia- nos explico todo el trayecto que haríamos y me dio varios papeles con nombres de contactos y direcciones de gente con la que teníamos que encontrarnos en distintos pueblos. Aquí en Bolivia nada es fácil, y menos trasladarse de un lugar a otro. Nuestra expedición al salar recién empezaría en dos días……

Estábamos saliendo para la terminal cuando se acerca Freddy con una pareja de japoneses. Me pregunta si se ingles y me pide el favor de acompañarlos hasta llegar Uyuni ya que no hablaban ni una palabra de español. Debo decir que en un principio no me gusto nada tener de alguna manera que “cargar” con ellos durante casi tres días. Mi avaricia y la imagen que tenia formada de los orientales hicieron que no me caiga bien el pedido de Freddy, aunque de igual manera acepte acompañarlos.

Pero una vez mas, la ignorancia de crearse un estereotipo en este caso, me jugo una mala pasada. Luego de intercambiar nuestros nombres y algunos datos me di cuenta que eran dos personas excelentes. Takao era businessman y Mitzgo arquitecta recién recibida. Ambos eran de Tokio y con 27 años estaban en su luna de miel recorriendo el mundo. Desde su partida habían visitado Santiago de Chile, Ushuaia, Calafate, Iguazú, Buenos Aires, Salta y ahora les tocaba Bolivia, para luego dar lugar a México, Nueva York y Europa… Todo un viaje…

Los dos contestaban a todo con una sonrisa y respondían humildemente y de una manera muy amable. Realmente daba ganas de hablar. Eran ese tipo de gente la cual parece vivir feliz y agradecido a la vida a todo momento. Solo con verlos uno notaba que se amaban, se cuidaban el uno al otro y los dos no dejaban de agradecerme el haberlos ayudado.

Mientras Mitzgo se anotaba nuestros nombres en una mano para poder recordarlos, internamente sentía vergüenza de mi avaricia, de mi soberbia bien argenta. No por nada así nos conocen en el mundo…

DE TUPIZA A UYUNI

Durante esos casi tres días junto a ellos aprendí que a la gente hay que conocerla antes de criticarla, aprendí que siendo amable y respetuoso se consigue todo mucho mas fácil, aprendí a ser agradecido al que te ayuda, aprendí que dedicándole solo un mínimo de tiempo y de ayuda a alguien, éste puede convertirse en un amigo, el cual después de mas de 2 años todavía se acuerda de enviarte un mail intentando escribir en castellano, invitándote a su casa y volviendo a agradecerte por enésima vez la ayuda que les brindaste.

Aprendí a ser un poquito mejor…


Por El Mundo © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO